miércoles, 9 de octubre de 2019

ESTAMOS HARTOS

El orgullo de algunos políticos, junto a la falta de responsabilidad de otros, ha hecho que sean incapaces de formar gobierno y nos tienen mareados y estamos hartos de ir a votar para que las cosas puedan seguir igual por cuarta vez, lo que deja traslucir un hartazgo total hasta el punto de que el comentario mas normal, es el de: que se vayan a la mierda."
Si, los españoles estamos hartos de tanto debate, de tanta campaña y propaganda electoral, de tanta promesa vacía, de tanta demagogia, de tanta mentira.
Estamos hartos de políticos oportunistas, de sus declaraciones trampantojas, de que nos tomen el pelo, de que digan una cosa y luego hagan otra, de sus pensiones vitalicias, mientras los demás tenemos que conformarnos con sueldos y pensiones mediocres, cuando no de miseria.
Estamos hartos de tantas elecciones, de tantos programas televisivos dedicados a la política, que ya nos aburren, nos cansan y nos hastían.
Estamos cansados de mentiras, de corrupción, de falta de transparencia, pero sobre todo de discursos políticos tras de los que se esconden sus ansias de poder y poltrona y cuando lo consiguen ellos a vivir, nosotros a pagar.
El desgobierno que hace meses mantiene a España estancada, con la reiterada repetición d elecciones en tan corto periodo de tiempo, ha llenado da hartazgo a los ciudadanos, que comprueban que los políticos no solucionan los urgentes problemas que sufre la ciudadanía.
Los políticos de este país, de uno y otro partido han dado muestras de qe lo único que les importa, es su poltrona y su cuota de poder y muy poco los problemas del pueblo y la sociedad. No son capaces de ponerse de acuerdo para formar gobierno pero se unen como una piña cuando se trata de subirse el sueldo, conscientes de que tanto pensiones como sueldos siguen perdiendo poder adquisitivo.
Está claro que quien hace funcionar a este país no son los políticos, sino los trabajadores y las empresas con su dedicación y su esfuerzo, eso sí, están prestos a subirnos impuestos, recortar los salarios y si pueden los derechos conquistados por nuestros abuelos con tanto sudor, sangre y a veces cárcel.

Esta claro que los políticos centran su esfuerzo en lograr situarse en la política para acceder al poder, a un escaño o a un cargo ministerial. Esa es su lucha, disfrazada de bonitas promesas para obtener el voto de los incautos. Por todo ello, sres. políticos, váyanse a la mierda ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario