domingo, 20 de octubre de 2019

SÁNCHEZ SE LA JUEGA

LOS SUCESOS DE CATALUÑA HAN ECHADO POR TIERRA LOS CÁLCULOS ELECTORALES DE PEDRO SÁNCHEZ
Sánchez sigue atenazado a la hora de tomar una decisión para sofocar una insurrección en marcha que lleva a envalentonarse a los independentistas y aumentan su apuesta, lo que de cara a la opinión pública es un síntoma de debilidad por parte del Gobierno que tendrá un gravísimo coste en las urnas. 
La actitud contemplativa de Sánchez ante los violentos acontecimientos ocurridos en Cataluña, no solo no va a servir para reponer el orden ante la deriva de los independentistas, sino que puede significar su derrota electoral y el triunfo de la derecha.
La condena por delito de sedición por quebrantamiento del orden publico, en lugar de hacerlo por rebelión por alteración del orden constitucional, ha hecho que Pedro Sanchez se muestre mas condescendiente con los episodios contra el orden público en Cataluña.
Y ahí es donde los cálculos de Sánchez están fracasando estrepitosamente, al mostrar una actitud frente a Cataluña basada en cálculos electoralistas, pues su moderación no ha hecho mas que empeorar las cosas, hasta el punto que en los últimos sondeos  el PP esta a punto de dar el sorpaso a Sánchez en las urnas. Hoy la mayoría de los españoles, no solo esta en aplicar la Ley de Seguridad Nacional, sino también el 155, para sofocar de una vez por todas un nuevo intento de rebelión, que no de sedición.
 La impunidad que se le está concediendo a Torra, después de sus numerosos actos de desobediencia e implicación con los CDR,  engorda sus expectativas y puede hacer que la marcha independentista tenga un carácter irreversible, mientras Sanchez puede cavar (otra vez) su tumba política, aceptando de forma incomprensible y con resignación que no hay otra alternativa. Lo evidente es que ante el desafió independentista con su algarada callejera cuyo único fin es buscar la secesión abiertamente, solo cabe aplicar el estado de excepción.
Ante tal punto llega el cabreo de los españoles con lo acontecido en Cataluña, que muchos de los que hoy votan a PSOE, no les importaría votar a la derecha para que de una vez por todas se cabe con esta locura catalana. Y ya se esta notando en la opinión de la calle. 
En este sentido nadie entiende el suicidio político de Sanchez, que aunque tuviese una tibia reacción, ya no sería suficiente para frenar su hundimiento en las urnas. Lo dicho: Sanchez se la juega

No hay comentarios:

Publicar un comentario