martes, 19 de noviembre de 2019

DEMORACIA: UN SISTEMA PODRIDO

La condena por corrupción del PSOE en el caso de los ERE de Andalucía, marca la gota que colma el vaso en cuanto a credibilidad en los políticos y la política. Nunca se evidenció de forma tan clara la idiosincrasia amoral y obscena de los políticos una vez que tocan el poder, lo que no solo indigna a los ciudadanos que les votan para que sean sus representantes, es que nos da arcadas.
Esta claro que una vez has tocado poder has iniciado la senda de la corrupción. ¿Cuanto tardarán los nuevos Ministros de Podemos en iniciar esa senda? Menos de lo que pensamos, pues si el poder corrompe, el poder absoluto, corrompe absolutamente. Y dentro de su parcela de poder se sienten impunes, por eso no se contentar con pellizcar aquí o allá, lo hacen a lo grande a manos llenas. Así viene ocurriendo por desgracia desde que llegó la democracia, y mucho antes, pero esa es otra historia.
El ladrón que roba un millón es un señor, el que roba para comer o pagar el alquiler a la cárcel va a parar. Es nuestra sociedad en el siglo XXI. Tenemos un sistema democrático (una farsa transformada en herramienta legal que utilizan los poderosos, caciques, oligarcas y banqueros para explotar, atropellar y abusar de los seres humanos), y que está supeditado al neoliberalismo mas rancio, donde el capitalismo salvaje y la oligarquía económica campa a sus anchas, causante de las mayores desigualdades económicas y sociales, donde anida la corrupción, generador de una escandalosa riqueza en manos de unos pocos y de una tristísima pobreza en la gran mayoría, donde no triunfan los mas inteligentes, los mejor formados, o los mas honestos, sino aquellos que carecen de virtudes pero van sobrados de ambición, maldad y degradación moral y humana, donde se estima mas al ladrón de guante blanco que al que vive de sus manos, donde la única ley es la de la selva y su único Dios es "el Dios Dinero". Triste, muy triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario