jueves, 14 de noviembre de 2019

EL ABRAZO DE LA VERGÜENZA

EL HUNDIMIENTO DE SÁNCHEZ COMO POLÍTICO 
Ni en mis peores pesadillas imagine a un Sánchez con menos escrúpulos y que pudiera caer tan bajo, aceptando lo inaceptable, hasta el punto de que le repugna a sus propios militantes, pues nunca tanto cinismo e hipocresía se visionó ante el falso abrazo del comedor. Sánchez en su huida hacia adelante está cometiendo un gravísimo error que hundirá su prestigio como político, un prestigio que se había ganado y ahora tira por la borda del podemismo, en un vano intento de asegurarse su supervivencia personal, traicionando a todos los que depositaron la confianza en sus anteriores declaraciones y que ahora traiciona, traicionando también a sus militantes, haciendo que sus promesas se marchiten, y sus afirmaciones carezcan de valor, solo en función de no perder la cuota de poder.
Quien le producía insomnio, ahora lo acepta como Vicepresidente, quien prometía mano dura en Cataluña, hoy pide moderación, y abre los brazos a independentistas y radicales, quien decía que los populistas solo traerían ruina a España, hoy son la gran esperanza progresista, abrazando el extremismo en una clara podemización. Que los de Otegui y los de Junqueras vayan a tener la llave de la gobernabilidad de España, siembra un panorama de pesadilla, cuando no desolador de imprevisibles consecuencias, con una degradación institucional que no sabemos hasta donde llegará.
Confío en que no cometa el error de ceder ante los independentistas, porque eso supondría poner al gobierno de España de rodillas y de paso a los españoles. Ya sabemos lo que ha significado la comunidad catalana en las anteriores legislaturas, un chantaje continuo donde ha vampirizado la economía española y lo que no alcanzaba lo conseguía con el 3%, donde los Pujol han actuado como Sres. feudales, atropellando, vejando y sodomizando a los catalanes y al resto de España.
Siendo esto gravísimo, es mas preocupante  que el acuerdo de la desvergüenza, alcanzado por Pedro Sanchez y Pablo Iglesias, haya empezado por repartirse las poltronas, los cargos y las carteras, antes de por los programas  donde se plasman las políticas que esperan los ciudadanos. 
Se han repartido el botín como dos facinerosos para dar luego las migajas al pueblo, al mas puro estilo Leninista. Y no lo dudéis con Iglesias en el gobierno, con el poder a su alcance pronto empezaran las purgas de los que no comulgan con sus métodos e ideas, ya lo hizo con toda la directiva de su formación, excepto con su mujer Irene Montero.
Por mucha lealtad que Iglesias prometa a Sánchez, en el momento que se vea con poder, tejerá su red de clientelismo y empezará a remover cargos para repartirlos entre los suyos y colocar afines a sus causa para controlar la administración.
¿Merece la pena Sr. Sánchez mantener el poder, teniendo al zorro en el gallinero, por estar unos meses mas en la Moncloa y perder todo el carisma y respeto que se había ganado?

Lo que si es cierto es que de consolidar el acuerdo de coalición que ha elegido, será un engendro de gobierno, que por desgracia pagaremos todos los españoles, incluidos sus militantes. Confiemos que haya alguien capaz de frenar este desatino, este esperpéntico propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario