jueves, 28 de noviembre de 2019

EL DÍA DE MAÑANA

EL AIRE PURO Y LA PAZ DE LOS PUEBLOS, REFUGIOS DE SALUD
Ahora que está apunto de celebrarse la Cumbre Mundial sobre el Clima, en el que se debatirá sobre el Cambio Climático, "que ya ha llegado", estaría bien que nos detuviésemos un momento sobre las consecuencias de la polución y el aire contaminado en las grandes ciudades.
Un estudio encuentra por primera vez una sólida relación entre el incremento de la contaminación y enfermedades más allá de las respiratorias y cardiacas, algo que sufren en un porcentaje alarmante los habitantes de las grades ciudades, y que no solo afecta a los de la tercera edad.
Ahora que estamos demonizando el abandono de las zonas rurales  con la migración a las grandes ciudades, resulta que de un estudio de la British Medical Journal y la Organización Mundial de la Salud sobre el clima ambiente asociado a las patologías derivadas, han confirmado que la polución y contaminación de las grandes ciudades causa infecciones, fallos renales y cardiopatías respiratorias en las personas de avanzada de edad, de los que un alto porcentaje, debido a dichas causas es hospitalizado y  puede provocar el fallecimiento.
Muchas de las enfermedades respiratorias y cardiacas están asociadas a las partículas en el aire de las ciudades, causadas sobre todo por los gases de los vehículos diesel, lo que causa un elevado numero de hospitalizaciones con dolencias derivadas de la respiración de aire contaminado, que pueden asociarse a patologías como septicemia, obstrucción intestinal y  fallos renales.
En Madrid en concreto cuando la tasa de partículas en el aire supera los 15 microgramos por cada metro cúbico de aire, se traduce en un incremento de hospitalizaciones sobre todo en personas con edades superiores a los 65 años y todas aquellas que sufren problemas de asma. La tasa de contaminación en Madrid supera de forma permanente los 11 microgramos por metro cúbico, pero en horas punta y en determinas épocas del año llega a superar los 20 microgramos lo que es un verdadero atentado contra la salud pública. El Cambio Climático es un peligro mas real de lo que parece y ya lo tenemos encima.
Desde esta perspectiva, la vida en los pueblos, es fuente de salud, además de sosiego y paz. Lástima que no estén preparados para cubrir las necesidades básicas los habitantes dotándolos con mas servicios públicos, que satisfagan lo que requieren y demandan los ciudadanos.

El día en que los pueblos dispongan de infraestructuras públicas que cubran en todos los aspectos de la vida, los servicios que requieren los ciudadanos en las zonas rurales, vivir en un pueblo será un lujo. Mientras, a respirar aire contaminado.  Si no se toman medidas drásticas ya, será irreversible. Una pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario