jueves, 21 de noviembre de 2019

LA VENA FRATRICIDA REGRESA

Cierta alarma social se está apoderando de los españoles ante las noticias que llegan de una posible involución con el posible gobierno de coalición PSOE/Podemos, hasta el punto que algunos ya se están decantando por uno u otro bando. Las fuerzas hostiles que buscan desestabilizar al Gobierno y a España, lanzan un aldabonazo, que como un escalofrío recorre nuestro cuerpo. Llegan noticias de "ruido de sables", ante la deriva del gobierno y la demencial deriva catalana. Fuentes fiables apuntan a que determinados sectores de poder no van a permitir que  la formación de Podemos pueda estar en el gobierno. Yo tampoco quiero que un partido de extrema izquierda (comunista) esté en el gobierno, pues siempre que la izquierda radical ha gobernado en España, el pueblo es el que pierde y el que sufre, mientras los dirigentes se encumbran en el poder que les enriquece. Y una vez mas cabe preguntarse: ¿No hay otra forma de impedir que la izquierda gobierne? ¿Siempre tenemos que solucionarlo mediante la involución, haciendo que resurja de nuevo la vena fratricida. Sabemos que grupos de extrema derecha y otros que no lo son tanto están confeccionando listas de aquellos políticos de izquierda y de todos aquellos ciudadanos que destaquen por su desafecto a la derecha y defensa de las tesis republicanas. ¿Es que no hemos aprendido nada? ¿Es que no significó nada aquella terrible contienda que supuso la cárcel, tortura y muerte de tantos cientos de miles de inocentes? ¿Volverán aquellos terribles sucesos, (en uno y otro bando), a aquellos que por simples rencores, envidias o por haberle quitado la novia, se les daba el paseillo, sin piedad ni conmiseración alguna? Que triste y que trágico, pensar que en pleno siglo XXI pudieran volver a ocurrir aquellos tristes sucesos.Algunas organizaciones que debieran estar hace tiempo en el baúl de las reliquias o ilegalizadas, están colaborando ardientemente por el resurgir de un nuevo movimiento nacional, donde una vez mas se desataría el terror más espantoso, absurdo y demencial. Si aquella guerra supuso un retroceso en derechos y libertades y en bienestar social de 60 años, otra nueva contienda significaría el hundimiento total de esta sufrida y querida España por mas de 100 años. Confiemos en que el desarrollo de las políticas de Sánchez estén orientadas a solucionar los conflictos que enfrentan a las diversas fuerzas y ocultos centros de poder, pero eso jamás debe suponer un chantaje para que un gobierno se vuelva sumiso e impotente para gobernar con políticas que beneficien a todos lo españoles y no solo a la élite que trama conspiraciones para imponerse de nuevo por la fuerza. Joder que siempre tropezamos en la misma piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario