jueves, 16 de enero de 2020

LLEGARON A LA CUEVA Y SE REPARTIERON EL TESORO

Pablo Iglesias lloraba en el Congreso de los Diputados cuando salió investido presidente del Gobierno el Sr. Sánchez, pero ¿Porque lloraba?. lloraba porque le había tocado la lotería, porque ya tenía las poltronas con las que tanto había soñado, pero sobre todo porque tendría el poder para repartirse el botín, las prebendas, los privilegios, la designación de cargos, los coches oficiales , los escoltas y los estupendos sueldos. de hecho entre Irene Montero y Pablo Iglesias acumulan 6 cargos o puestos de trabajo.
En cuanto a Pedro Sánchez, ya todo el mundo sabe que ha perdido toda credibilidad, al romper todos las promesas que dijo antes de las elecciones y por pactar con quien dijo que jamás iba a pactar lo impactable, pasando por encima de la ética, la moral, la decencia, la dignidad y a un paso de atropellar el espíritu democrático.
Pero Sánchez sabía que si quería tener el poder y los privilegios de seguir en la Moncloa, tenia que tragar sapos y culebras y acepto lo intragable, tener a Pablo Iglesias y sus ministros aunque sienta repugnancia, pero el poder exige sacrificios.
Lo que no quiere aceptar Sánchez es que ha perdido toda la credibilidad ante los ciudadanos, e incluso ante sus propios militantes.
La intención de politizar la judicatura, es un ataque a los derechos constitucionales y a la propia independencia de la judicatura. 
 Dolores Delgado cumplirá todos los requisitos, pero con ese nombramiento elimina la independencia judicial y hace un flaco favor al estado de derecho y a la democracia.
Porque díganme ustedes si es democrático que Marlaska le ofrezca a ERC que depure a los mandos de la Guardia Civil en Cataluña, cuando su actuación fue modélica al actuar defendido el orden constitucional, la Unidad de España y su Integridad Territorial.
Si el gobierno de Sanchez continúa con esta deriva, pondrá a España a un paso de la involución y un posible salto dialéctico. Solo sería propio de un irresponsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario