martes, 7 de enero de 2020

NO HUBO NI UN VALIENTE

YA HAY GOBIERNO FRANKENSTEIN 
 Un día aciago para España y los españoles, cuando hemos visto que Sánchez ha sido investido presidente con la ayuda de filoetarras, comunistas y separatistas. La verdad es que hasta el último momento tuvimos la esperanza de que entre las filas socialistas surgiese algún valiente, alguien con sentido común, alguien que ame a España mas que a su poltrona, alguien con un poco de ética, dignidad y verguenza, pero no hubo nadie, ni tan siquiera uno. 
En este grupo (el socialista) todos sus diputados han demostrado que su pensamiento esta por por mor del pienso, porque esa clase de diputado no existiría sino fuera por el "pienso", demostrando una vez mas que no llegas a la política para servir al ciudadano, sino para vivir sirviéndote de la política. "Que anacrónico y que poca clase, propia de un país bananero". 
Las lágrimas de Pablo Iglesias no eran porque al fin habían conseguido sus ansiadas poltronas, sino porque hoy su ideología de política social y lucha contra las injusticias y desigualdades ha muerto. Y tendrá que lidiar con asuntos de gobierno que son muy diferentes a las ideas y sentimientos de un líder, aunque a estos, la gente avispada ya lo veía venir. 
Ahora habría que preguntarse ¿Quo Vadis Sánchez, con unos socios que son lo contrario de la democracia, de la moderación, de la integridad territorial y que como bien dijo la portavoz de ERC, a ellos la gobernabilidad de España les importa un comino? 
Solo nos queda la esperanza de que Sanchez al igual que ha mentido a todos sus votantes, también les haya mentido a sus socios y en un ataque de remordimiento, de buen juicio y sensatez, demuestre que esta con España, e incumpla todas las promesas que les ha hecho. 
Nadie creía  cuando anunció las elecciones que la ambición de Pedro Sanchez rayase con una patología de una ambición desmedida y sin escrúpulos, engañando hasta sus  propios militantes, que le hicieron ganar las elecciones con la promesa de que jamás formaría gobierno con Podemitas ni permitiría el mas leve desliz a los separatistas.
 Hoy con esas declaraciones nadie le habría votado, por lo tanto no es un presidente que haya legitimado la soberanía popular con sus votos, porque fueron engañados y de la mentira y el fraude brutal a los españoles, no puede nacer la legitimidad para gobernar. 
Ahora Sanchez se ha aliado contra los comunistas, filoetarras y los que atacan la Constitución y a los tribunales de Justicia y no dudará en politizar la misma, si ello le sirve para afianzarse en la Moncloa. 
A muchos nos ha dolido que mientras sus socios de gobierno, pronunciaban frases contra la independencia judicial, a favor de los presos y la continuación en su deriva separatista, Sanchez ha permanecido impasible, incluso cuando los filoetarras presumían de sostener al gobierno con su apoyo. 
Como dice Alfonso Usía, hoy puede que no empiece nada, pero si se termina con una época democrática y todo lo que hemos conseguido, sumando los esfuerzos y perdonando los agravios, olvidando los enfrentamientos para alcanzar una estabilidad y la concordia, puede irse al garete, si un acto aislado, sea la chispa que provoque otro enfrentamiento entre españoles.
No, no hubo ningún valiente, en la bancada socialista, que por sentido de estado, por servicio al espíritu democrático, por integridad y un mínimo de dignidad, votase en contra del gobierno Frankenstein de Sanchez. 
Solo pensaron en su pienso. Que triste

No hay comentarios:

Publicar un comentario