jueves, 2 de enero de 2020

EL SUICIDIO DE UN POLÍTICO

Pareciera que Sánchez hubiese perdido la cordura y el buen juicio, ya que de ser investido presidente le queda un largo calvario, perdiendo primero toda credibilidad y segundo hundiendo su futuro político.
Nadie puede de la noche a la mañana desdecirse de todo lo que dijo en campaña electoral a sus militantes y a los millones de ciudadanos que le votaron confiando en su palabra y salir indemne. Porque es la mayor burla y tomadura de pelo que un presidente ha hecho a lo largo de la democracia.
Y eso suponiendo que no cruce las líneas rojas, ninguneando la constitución  y colocándose al límite de la legalidad, ya que la consulta de ERC a los ciudadanos catalanes sobre las deliberaciones de la mesa de diálogo, lleva encubierto un referéndum, con lo cual se pone a los pies de los caballos y pone a los ciudadanos incluyendo a sus militantes en una situación insoportable y altamente explosiva.
El pacto con los comunistas llevándolos al consejo de Ministros y el acuerdo con ERC con la confluencia de otras 12 formaciones políticas, conforman el gobierno de la confusión, el disparate y esperpento político, que solo acarreará problemas, tropiezos, y decisiones que perjudicarán a la mayoría de los ciudadanos, ya que sus medidas pueden provocar la desbandada de capitales, la economía sumergida y la pérdida de puestos de trabajo.
Y eso sin contar que cada Ley o proyecto que quiera sacar adelante necesitará del apoyo de todas las formaciones que conforman el gobierno incluidos los independentistas que aspiran a lo contrario del interés general, y que van a ponerle de rodillas un día si y otro también, lo que puede significar una humillación para millones de ciudadanos constitucionalistas, que están por la Unidad de España y su integridad territorial.
Sanchez se entrega a un partido de izquierda radical como Podemos que está dispuesto a aplicar medidas punitivas fiscales que apenas servirá para recaudar una décima parte de lo que se necesita para cubrir los gastos sociales que pretende imponer, y mucho menos cumplir con el déficit que nos exige Europa, que esta en un ahorro de 9000 millones. Eso significa que como siempre los que vamos a pagar somos las clases mas humildes como los trabajadores, pensionistas y el colectivo desempleado de millones de jóvenes que ni pueden estudiar ni trabajar.
¿Como es posible que Sánchez que defendía a capa y espada el límite de cualquier negociación a realizarla con los de Podemos y los independentistas, se eche ahora en brazos de la izquierda radical y los separatistas, los que apuestan abiertamente  por romper con todos los vínculos políticos del resto de España, concediéndoles lo que jamás dijo que les concedería, a cambio de su investidura?.
Una mayoría de españoles incluyendo los votantes, simpatizantes y militantes del partido socialista rechazan este acuerdo.

Dígame Sr. Sánchez ¿Le compensa perder su crédito político, su integridad personal, su decencia y su dignidad, por estar unos meses mas en la Moncloa? Hágaselo mirar Sr. Sánchez, porque no solo se hunde usted como político y como persona, puede hundir también a España y con ello a todos  los españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario